Barcelona

Un grupo de criminales salvajes no van a hacer que odiemos a nuestros vecinos. Somos gente mediterránea… eso significa sobre todo que apreciamos la vida y el compartirla con otras personas. Y no vamos a cambiar.